Relación entre neumático y amortiguador

Relación entre neumático y amortiguador

Si en otro post te advertimos de la importancia del cambio de neumáticos en Vilanova del Camí, en este queremos hablarte de vigilar también el estado de los amortiguadores de tu coche, un elemento con un vínculo directo con las ruedas.  


La función de los amortiguadores es asegurar que los neumáticos estén siempre en contacto con el suelo. Hacen que nuestro vehículo se mantenga estable sean cuales sean las circunstancias del firme o las inclemencias meteorológicas que tengamos que sortear. Por eso, en Pneumàtics Vilanova te recordamos que hay que revisarlos con cierta periodicidad. Si están defectuosos no absorberán como es debido las irregularidades del camino. Es, más que una cuestión de comodidad, un tema de seguridad.


Cuando los amortiguadores de un coche están desgastados pueden acabar por dañar nuestros neumáticos y poner en serio riesgo nuestra seguridad al volante. Con un amortiguador defectuoso la distancia de frenado aumenta, las ruedas se gastan más rápido y lo mismo ocurre con los componentes del chasis, etc. Aunque los neumáticos estén el perfecto estado, si los amortiguadores no lo están, el riesgo de deslizamiento se incrementa. Podremos también perder el control del coche en las curvas y seguramente consumiremos más combustible.


En base a todo lo anterior y además del cambio de neumáticos en Vilanova del Camí, debes revisar tus amortiguadores cada 20.000 - 30.000 km. Cuando se te reemplacen, habrá que volver a alinear y equilibrar el coche. Por último, ten en cuenta que los amortiguadores deben cambiarse siempre de dos en dos para preservar el equilibrio del vehículo. 

haz clic para copiar mailmail copiado